Maravillas de Abu Simbel. 7 Noches / 8 Dias

Fantástico programa de 7 Noches que combina El Cairo, un fantástico Crucero por el río Nilo y los templos de Abu Simbel. Tendrás las visitas necesarias para que descubras las maravillas arqueológicas y la cultura egipcia. Regresarás con un recuerdo inolvidable.


Fantástico programa de 7 Noches que combina El Cairo, un fantástico Crucero por el río Nilo y los templos de Abu Simbel. Tendrás las visitas necesarias para que descubras las maravillas arqueológicas y la cultura egipcia. Regresarás con un recuerdo inolvidable.

Fecha

Fin de la oferta: 31/12/2019

Características

Generales

INCLUYE

  • Asistencia en el aeropuerto
  • Traslados
  • Estancia de 3 noches en El Cairo en AD
  • Estancia de 4 noches de Crucero en PC
  • Visita al Templo de Abu Simbel por carretera
  • Visitas en el Cairo: Recinto de las Piramides, La Esfinge y el Templo del Valle.
  • Visitas en el Crucero: Templo de Karnak, Templo de Luxor, Valle de los Reyes, Templo de Medinet  Habu, Colosos de Menmon, Edfu, Kom Ombo, Aswan, Alta presa de Aswan y expedicion en Faluca por el Rio Nilo.
  • Guia (Español, Ingles, Portugues, Frances, Italiano)

NO INCLUYE

  • Cuota de servicios de pago obligatorio en destino (150 €/PAX)
  • Propinas generales de pago obligatorio en destino (45 €/PAX)
  • Vuelos Internacionales y domesticos (puede pedirnos presupuesto del aereo sin compromiso)
  • Otras visitas Opcionales.
  • Gastos extra personales
  • Tasa de Visado (20 €/PAX aproximadamente).
  • Propinas de chofer y guia ( a criterio del cliente)
  • Seguro de viaje.

​OBSERVACIONES

  • Precio calculado en base a mínimo 2 personas.
  • Check-in en el hotel a partir de las 12 PM.
  • IMPORTANTE: Deberán notificarnos los horarios de todos los vuelos, para poder realizar la asistencia en el aeropuerto.
  • Una vez recibido el Bono es importante contactar con nosotros vía e-mail o teléfono (estos datos serán facilitados también en el mismo Bono)

Itinerario

Los itinerarios varian segun el dia de llegada a Egipto. Este circuito se puede iniciar cualquier dia de la semana de Lunes a Domingo. El itinerario que se describe a continuacion daria comienzo los lunes.
 

ITINERARIO CON SALIDA EN LUNES

 

DÍA 1: Lunes 
ORIGEN - LUXOR (CRUCERO): Llegada y asistencia en el aeropuerto por nuestro personal.Traslado a motonave. Cena en el crucero. Noche a bordo en Luxor

DÍA 2: Martes
CRUCERO: Desayuno a bordo. A la hora previamente concertada visita del interior de las montañas del desierto donde se encuentra el Valle de los Reyes, con las tumbas de los faraones. Visita al Templo de Medinet Habu, conservado en un excelente estado. Posibilidad de vista panorámica al Templo funerario de Hatshepsut. Visita a los grandiosos Colosos de Memnon. Visita al templo de Luxor, en el corazón de la ciudad. Visita al templo de Karnak, uno de los más grandes del mundo. Almuerzo en el barco. Navegación hacia Edfu, posibilidad de ver la Exclusa Esna. Cena en el crucero. Noche a bordo en Edfu.

DÍA 3: Miercoles 
CRUCERO: 
Desayuno a bordo. A la hora previamente concertada Visita al templo del Dios Horus, uno de los mejores conservados de Egipto, la visita si es posible se realizará en Calesas (coches de caballos típicos del lugar). Almuerzo en el barco. Navegación hacia Kom Ombo. Visita al templo de Kom Ombo, situado cercano a la orilla. Este templo guarda importante información sobre la medicina y la política de la sociedad antigua. Navegación hacia Aswan. Cena en el crucero. Noche a bordo en Aswan.

DÍA 4: Jueves 
CRUCERO: Desayuno a bordo. Por la mañana temprano salida especial para visitar los Templos de Abu Simbel en Autobus con desayuno tipo picnic. Regreso y almuerzo en el barco. A continuación, visita a la alta presa de Aswan, la presa más importante de Egipto y de vital importancia en el desarrollo del país. Paseo en faluca, posibilidad de visita opcional al poblado nubio. Cena en el crucero. Noche a bordo en Aswan.

DÍA 5: Viernes
CRUCERO ASWAN - CAIRO: Desayuno en el barco y traslado al aeropuerto. Vuelo a El Cairo (vuelo no incluido pero necesario para continuación del circuito). Llegada y traslado al hotel. Cena en restaurante local. Alojamiento en hotel en El Cairo.

DÍA 6: Sabado
CAIRO: Desayuno en el hotel. A la hora previamente concertada visita al recinto de las pirámides de Kefren, Keops y Micerinos (entrada opcional al interior de una pirámide según tarifa local) y la Gran Esfinge y El Templo del Valle. Tiempo libre con posibilidad de contratar visitas opcionales. Alojamiento en hotel en El Cairo.

DÍA 7: Domingo
CAIRO: Desayuno en el hotel. Tiempo libre con posibilidad de contratar visitas opcionales. Alojamiento en hotel en El Cairo.

DÍA 8: Lunes
CAIRO: Desayuno en el hotel. Traslado a la hora previamente concertada al aeropuerto.

Hotel/Crucero según Categoría

CATEGORIA 4*: Oasis o similar.

CATEGORIA 5* PIRAMIDES: Mercure o similar.

CATEGORIA 5* CENTRO: Ramses Hilton o similar.

CATEGORIA 5* LUJO: FairmontMena House o similar.

CRUCERO 5*: Princess SarahSarah IINile Dolphin o similar.

CRUCERO 5* Lujo: ConcertoBlue Shadow o similar.

**NOTA: La categoría de los barcos van asociados con la categoría del Hotel de la siguiente forma:
Hoteles de Categoría 4*, 5* Pirámides, 5* Centro ⇒ CRUCERO 5*
Hoteles de Categoría 5* Lujo ⇒ CRUCERO 5* LUJO

¿Que voy a visitar?

VISITAS INCLUIDAS EN EL CAIRO

  • Recinto de las Piramides (Kefren, Keops y Micerinos):
La mayoría de las personas sólo conocen de las pirámides de Egipto que son grandes e impresionantes estructuras construidas hace mucho tiempo en el Antiguo Egipto. Sin embargo, existen multitud de curiosidades y hechos fascinantes alrededor de estas increíbles construcciones. Fueron erigidas por los faraones Keops, su hijo Kefrén y el hijo de éste, Micerinos para servir como sus tumbas y para contener su "esencia" para toda la eternidad. Como tumbas que son, fueron construidas en el lado oeste del Nilo, debido a la asociación que el pueblo egipcio hacía entre el ocaso del Sol y la muerte.
Se encontraban cubiertas con piedras de revestimiento de caliza blanca pulida. Estas piedras reflejaban la luz del sol y hacían que las pirámides brillaran como una joya.
Las pirámides se encuentran en la llamada Necrópolis de Guiza, la mayor del Antiguo Egipto ocupando un terreno de 160 km² y además de las tres famosas pirámides de Keops, Kefren y Micerinos también hay en esta zona varias otras pirámides menores, templos funerarios, embarcaderos y calzadas procesionales. 
Se sabe que las piedras fueron creadas en las canteras egipcias, pero cómo fueron transportadas y colocadas es todo un misterio; aunque es bastante probable que, en contra de la creencia popular, no fueran los esclavos quienes las erigieron, sino trabajadores regulares con sueldo. Se estima que pudieron participar alrededor de 100.000 personas en su construcción.
La pirámide de Keops es la mayor de todas y fue la primera en erigirse. Mantuvo el estatus de estructura artificial más alta del mundo durante más de 3800 años. Además, es la única de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo que aún hoy se mantiene en pie.
Es la estructura del mundo que con más precisión está alineada con el Norte. Actualmente, sólo se desvía de esa dirección por un error mínimo y esto es debido a que el polo norte se desplaza con el tiempo, lo que significa que, en su momento, la pirámide tuvo una alineación perfecta. No se sabe exactamente cuánto puede pesar esta pirámide, pero se calcula que éste está alrededor de los 6 millones de toneladas.
La pirámide de Kefren es actualmente más alta que la de Keops, debido a que la cúspide de esta última se ha erosionado, además de que la primera se encuentra situada en un nivel más alto y presenta un ángulo más inclinado: el llamado triángulo sagrado egipcio, que también se utilizó en algunas pirámides posteriores.La pirámide de Micerinos es la más pequeña de las tres principales.
**Entrada opcional al interior de una piramide segun tarifa local**
 
  • La Gran Esfinge:
La Gran Esfinge de Guiza representa al rey con la fuerza de un león y con la inteligencia humana. Fue la primera vez que se utilizó este tipo de estatua como guardián de una tumba real. Sus dimensiones son de 57 m de largo y 6 m de ancho, con una altura de 20 m, siendo así la esfinge más grande, así como una de las más antiguas. En épocas antiguas estaba pintada en vivos colores: rojo el cuerpo y la cara, y el nemes que cubría la cabeza con rayas amarillas y azules.
Durante años se pensó que representaba a Kefrén, pero hoy se sabe (por la forma más cuadrada del rostro, que no se corresponde con él, por la ornamentación de la corona y por el hecho de que su tumba se construyera dando un rodeo para evitarla) que la Gran Esfinge representa a su padre, Keops, encarnando a Ra cuando surge, pleno de fuerza y poder, por el horizonte.
Es una de las mayores atracciones turísticas de Egipto, atrayendo a turistas de todo el mundo y también ha llamado mucho la atención de los adeptos al "pensamiento mágico". Se la ha llegado a relacionar con la mítica ciudad de la Atlántida (incluso se cree que cerca de ella se hayan enterrados archivos pertenecientes a esta civilización) y han llegado a surgir estudios que defienden que tiene más de 15.000 años de antigüedad, argumentando que la erosión que presenta puede haber sido producida por el agua, en otra época en la que la zona presentaba otro tipo de clima. Sin embargo, es sorprendente lo similares que son los resultados de la erosión por el agua y los que deja el viento arenoso.
 
  • El Templo del Valle:
Este templo, situado en la zona de las famosas pirámides, ha conseguido conservarse casi intacto y es uno de los ejemplos más armoniosos de la arquitectura del Antiguo Imperio tanto por sus materiales como la sencillez de sus formas y sus cuidadas proporciones.
Sus entradas se encuentran flanqueadas por esfinges y está desprovisto de pinturas e inscripciones. En la parte alta de sus muros tiene una serie de aberturas que permiten que el templo se ilumine con luz natural.
En su interior contenía varias estatuas que actualmente se encuentran muy deterioradas, salvo una que se encuentra en el Museo Egipcio de El Cairo
 

VISITAS INCLUIDAS EN LUXOR

 
  • El valle de los Reyes:
El Valle de los Reyes es una necrópolis del Antiguo Egipto, cercana a Luxor, donde se encuentran la mayoría de las tumbas de los faraones del Imperio Nuevo, así como de reinas, príncipes, nobles e incluso animales. Se encuentra dominado por una colina conocida como Meretseger, "La que ama el silencio" cuya cima tiene forma de pirámide natural. Forma parte del conjunto denominado Antigua Tebas con sus necrópolis, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1979.
El primer rey conocido que abandonó la necrópolis de Dra Abu el-Naga fue el gran Thutmose I, que encargó la construcción de su tumba al arquitecto real Ineni bajo el mayor secreto alrededor del año 1500 antes de nuestra era. De hecho, tan grande fue el secretismo que rodeó a su construcción que el propio Inani se jactó de su eficacia afirmando: "Nadie me vio, nadie me oyó".
Cuando el Sumo Sacerdote de Amón se autoproclamó autónomo y se escindió del norte del país y la capital pasó de Tebas a Tanis, el Valle de los Reyes tuvo que enfrentarse a un gran peligro: los saqueadores de tumbas, que robaban y saqueaban las momias aprovechando el momento de debilidad que sufría el país. No obstante, se intentó proteger el Valle de los Reyes y el Sumo Sacerdote de Amón ordenó trasladar las momias reales a varios escondrijos. Sólo se conocen dos de estos escondrijos, pero en ellos se hallaron las momias de casi todos los faraones del Imperio Nuevo.
Varias tumbas quedaron abiertas desde la Antigüedad, siendo visitadas por turistas romanos y griegos que no dudaron en dejar sus nombres en las paredes de las salas de las tumbas, siendo uno de los primeros casos de graffiti de la Historia.
No fue hasta la llegada de Napoleón en 1799 cuando un grupo de historiadores exploró y cartografió el lugar e incluso identifico algunas tumbas.
Pero no fue hasta 1922 cuando el Valle de los Reyes rebeló su secreto mejor guardado: la famosísima tumba de Tutankamón, llena de tesoros increíbles que hicieron de este hallazgo arqueológico el más importante del s.XX y que generó la egiptomanía en nuestra sociedad, que llega hasta nuestros días.
 
  • Templo de Medinet Habu:
Medinet Habu es uno de los templos funerarios más impresionantes de la orilla occidental de Tebas, y sin duda alguna, el edificio que mejor nos ha llegado de todos los templos construidos por los faraones de este periodo en Egipto. Este templo fue mandado construir por el faraón Ramsés III, pero algunas estructuras datan de principios del Reino Nuevo. Además, otras construcciones se fueron erigiendo dentro del complejo hasta el período romano.
El monumento toma su nombre de la villa que existe en los alrededores, Medinet Habu, "la ciudad de Habu", de la que algunos piensan que se llamó así por la cercanía del templo de Amenofis, hijo de Hapu. En los tiempos antiguos se denominaba a este lugar Djamet, y se creía que era precisamente aquí donde la ogdoada o los ocho primeros dioses fueron enterrados.
Además del culto al propio faraón Ramsés III, el templo estaba dedicado a otras divinidades, principalmente a Amón-Ra, Re-Horakhty, Osiris y Min. En el Reino Nuevo, cada año se celebraba un festival en el que el dios Amón de Luxor (lugar donde se creía que había nacido la ogdoada) cruzaba el Nilo y visitaba el templo de Medinet Habu para renovar los servicios funerarios a estas divinidades y reactivar la creación y el orden del mundo. 
Además, este templo sirvió como centro administrativo del oeste de Tebas durante todo el Reino Nuevo.
 
  • Templo funeriario de Hatshepsut:
Conocido como el templo de Hatshepsut en Deir el-Bahari, su nombre en egipcio era Djeser-Djeseru: "Sagrado de Sagrados”. Hatshepsut fue la única de las gobernantas de toda historia de Egipto que se vistió con los símbolos del rey-faraón. El templo es considerado "uno de los monumentos incomparables del Antiguo Egipto"
Su ubicación, adosado a la ladera de una montaña escarpada, es el perfecto fin de perspectiva de todo viajero que se acerca hasta allí. Se trata de un acantilado conocido como la montaña sagrada de Hathor, diosa vaca presente en todo el templo, que simbolizaba el amor, la alegría, la danza y las artes musicales.
Las esculturas y relieves del templo de Hatshepsut relatan la historia del nacimiento divino de la reina-faraón Hatshepsut, la primera de su tipo. El texto y el ciclo pictórico narran una expedición al país de Punt, un lugar exótico cuya ubicación se cree que se halla en las costas del mar Rojo. Aunque las estatuas y los demás detalles ornamentales han sido robados o destruidos a lo largo de los años, en una época el templo albergaba dos estatuas de Osiris, una esfinge y numerosas esculturas de Hatshepsut en diferentes posiciones: de pie, sentada o arrodillada. Varios de estos retratos fueron destruidos por órdenes de su hijastro Tutmosis III después del fallecimiento de la que fue la única reina-faraón de la historia de Egipto.
 
  • Colosos de Memmon:
Situados en las proximidades de Medinet Habu, los colosos de Memnón son los unicos restos visibles del templo funerario de Amenhotep III que se encontraba en la zona. Las estatuas, de unos 18 metros de altura, presidían la entrada monumental del templo y fueron talladas sobre bloques traídos expresamente desde Gebel el-Ahmar por orden del arquitecto del templo, Amenhotep, hijo de Hapu. Están orientados hacia el este y son representaciones del rey Amenhotep III. A ambos lados están representadas la reina Mutemuia y la esposa Tiyi.
Los colosos son famosos desde la antiguedad porque el del lado derecho, llamado coloso parlante, tenía la particularidad de emitir un sonido al salir el Sol. Los griegos, y más concretamente Estrabón, detectaron este fenómeno y dieron lugar a la leyenda. Se decía que este coloso era la imagen del mítico guerrero Memnón, hijo de la Aurora, muerto en un enfrentamiento con Aquiles, y cada mañana saludaba con un gemido la aparición de su madre por el horizonte. El fenómeno real es que tras el terremoto del año 27 d.C. se desmoronó la parte superior de la estatua, provocando una grieta hasta la cintura, y el calentamiento de la piedra con los primeros rayos de sol hacía que esta emitiese ese sonido característico. El lugar se convirtió en motivo de peregrinación de ilustres viajeros que llegaban hasta las estatuas para observar el fenómeno, dejando, muchos de ellos, grabadas sus impresiones sobre el zócalo, como el emperador Adriano y su esposa Sabina. El coloso "cantó" hasta la restauración ordenada por Septimio Severo a principios del siglo III.
En 2014 y tras más de una década de restauración, se consiguió poner la cabeza a uno de los colosos; llevaba sin ella unos 3500 años.
 
  • Templo de Luxor: 

Es el monumento más destacable de la ciudad de Luxor. Se debe fundamentalmente a la obra de 2 faraones, grandes constructores, Amenhotep III y Ramsés II. El primero construyó la parte interior y Ramsés II el recinto exterior. No obstante, el templo tuvo tal importancia que muchos otros faraones contribuyeron al engrandecimiento del recinto, con la decoración, construcciones suplementarias, relieves o realizando diferentes cambios. Entre estos se encontraban Tutanjamón – quien retomó el proyecto tras la muerte de Ajenatón (Amenhotep IV) que había impuesto el culto al disco solar Atón  y abandonado el culto a los dioses tradicionales -, Horemheb y mucho más tarde Alejandro Magno.
La construcción inicial se debe  muy posiblemente al arquitecto Amenhotep. El proyecto original no se separa de las construcciones clásicas, con un gran patio, la sala hipóstila, el vestíbulo, y el santuario, aunque las posteriores construcciones de Ramsés II (un patio que pasó a ser el primero del templo, la fachada, los colosos  y los obeliscos) modificasen el aspecto final que hoy puede apreciarse. La longitud total del templo es de 260 metros y estaba dedicado a Amón, que en concreto en Luxor tomaba la forma de Min bajo la denominación de Amón-Min. Se llamaba Ipet-resyt en relación con el templo de Amón en Karnak con el que estaba estrechamente vinculado y del que dependía. De hecho la función principal del templo de Luxor era la procesión que una vez al año, durante la celebración del Año Nuevo,  se celebraba y en la que la imagen de Amón salía de su recinto de Karnak para, a través de la avenida de las esfinges, visitar el templo de Luxor.
El pilono construido por Ramsés II relata la batalla de Qadesh, librada por el faraón contra los hititas. Representa la entrada al templo. En la decoración se incluye el poema de Pentaur que glorifica el valor del faraón en la batalla.
Frente a este pilono se encontraban 2 obeliscos, de los cuales uno fue trasladado a la plaza de la Concordia en París en el año 1836, como regalo de Mohamed Alí. El otro, de unos 25 metros de altura se encuentra actualmente en su emplazamiento original. El obelisco está decorado con una escena en la que aparece Ramsés II adorando a Amón, y 3 franjas de jeroglíficos en las que se describe el protocolo real junto a una fórmula de alabanza a las construcciones y victorias del faraón y la duración de su reinado.

En la entrada están las  famosas estatuas sedentes de Ramsés II decoradas con imágenes de prisioneros que representan los 9 pueblos conquistados por Egipto. La reina Nefertari aparece a cada lado del trono. Las estatuas son de granito gris con una altura de 15.6 metros. Originalmente existían 4 estatuas mas, realizadas en granito rosa de las que actualmente sólo queda una que representa a Meritamón, la hija de Ramsés II.

 
  • Templo de Karnak:
Esta zona se conocía en el Antiguo Egipto como Ipet sut, "el lugar más venerado" y, situada junto a la antigua Tebas, albergaba el complejo religioso más importante del Antiguo Egipto. Pertenece a la zona denominada Antigua Tebas con sus necrópolis, declaradas Patrimonio de la Humanidad en 1979 por la Unesco.
Fue el centro religioso egipcio más influyente durante siglos. El templo principal estaba dedicado al dios Amón, pero también otras divinidades eran veneradas en él. El complejo de templos está compuesto por el recinto de Amón-Ra; el recinto de Montu; el recinto de Mut; el templo de Jonsu; el templo de Opet y el templo de Ptah.
Una de las partes más singulares del templo es la sala hipóstila, que posee 23 metros de altura y cuya cubierta se encuentra sustentada por 122 enormes columnas.
La entrada, entre dos inmensos pilonos, está precedida por un dromos o avenida de esfinges, que poseen cabeza de carnero, símbolo del dios Amón.
 
  • Esclusa de Esna:
La esclusa que se encuentra en la ciudad de Esna, en la ribera del río Nilo y a poco más de 50 kilómetros al sur de la turística localidad de Luxor, es objetivo de la cámara de fotos de cientos de turistas.
Los cruceros que pasan por el Nilo y que recorren el trayecto entre Asuán y Luxor tienen que parar obligatoriamente en este punto. Aquí consiguen salvar el desnivel de unos diez metros que existe entre las aguas, mediante un mecanismo que permite el paso de únicamente dos barcos cada media hora. Es difícil calcular cuánto tiempo se tarda en atravesar la esclusa, puesto que los barcos van pasando a medida que van llegando y todo depende del tráfico que se encuentre en el momento del atraque.
Quien prefiera disfrutar de las comodidades o servicios de su crucero y permanezca en su interior también vivirá una curiosa experiencia. En la esclusa del Esna se produce un improvisado y divertido mercadillo, ya que a los barcos de turistas se acercan varias pequeñas embarcaciones con diferentes mercancías típicas (chilabas, sandalias, pañuelos…). Los comerciantes barqueros lanzan habilidosamente bolsas de plástico con sus productos a las cubiertas, e incluso habitaciones, de los barcos y, en ese momento, comienza un simpático regateo con los turistas que se encuentran en los cruceros. Como en una tienda o mercadillo cualquiera, los clientes miran los productos y se los prueban y, si están de acuerdo con la compra, devuelven la bolsa de plástico con el dinero que han acordado a gritos durante el obligado regateo; si no se está de acuerdo, se devuelve la bolsa con el producto sin más. Es curioso ver cómo vuelan las bolsas entre las embarcaciones y cómo, en ocasiones, acaban en las aguas del Nilo entre los gritos enfadados de los comerciantes.

VISITAS INCLUIDAS EN EDFU Y KOM OMBO:

 
  • El templo del Dios Horus (Edfu):
Es el templo mejor conservado de Egipto y el más importante después del de Karnak. Mide 137 metros de longitud por 79 de ancho y 36 de altura, y representa la típica construcción de los templos con el pilono, el patio, 2 salas hipóstilas, una cámara de ofrendas, la sala central y el santuario. Es característica la iluminación del templo, con habitaciones cada vez más pequeñas que impedían el paso de la luz gradualmente hasta llegar al oscuro santuario, que recibe la iluminación sólo desde el eje. Entre las columnas y en el techo existen pequeñas aberturas que permitían el paso de la luz a determinadas habitaciones. Está orientado al sur, de forma inusual, posiblemente debido a la propia naturaleza de la zona.
El templo de Edfú, dedicado al dios halcón Horus, fue comenzado el año 237 a. C. por Ptolomeo III Evérgetes I. En el año 212 a.C. se habían concluido las obras de la parte interior por Ptolomeo IV Filopátor, y se decoró en el 142 a.C. por Ptolomeo VIII Evérgetes II quien también terminó la primera sala hipóstila. Las obras en su totalidad no concluyeron hasta el 57 a.C con la colocación de las puertas.
Actualmente, Edfu está casi intacto y es el ejemplo mejor conservado de un templo del Antiguo Egipto. La importancia arqueológica y el grado de conservación del templo lo ha convertido en una atracción turística de Egipto y una parada frecuente para muchos barcos que hacen cruceros por el Nilo. En 2005, el acceso al templo fue renovado añadiéndose una oficina de información y un aparcamiento pavimentado. Un sistema de iluminación sofisticada fue añadido a finales de 2006 para permitir visitas nocturnas.
 
  • Templo de Kom Ombo: 
Los egipcios antiguos, como el resto de la Humanidad, adoraban a las cosas y a los seres por dos razones básicas: Esperar algún bien de ellas o evitar su mal e ira.
El dios del Templo de Kom Ombo era Sobek, que tenía forma de cocodrilo. Se cree que fue divinizado porque los cocodrilos abundaban en esta zona del Nilo. Con el paso de los años, a la gente de este pueblo no les gustaba ser asociados a un dios que representa el mal, por eso, le agregaron otro dios: Horus, con forma de halcón hermano suyo y a quién también rendían culto en el templo.
El estado de destrucción actual en el que se encuentra el templo está contemplado en su propio mito, pues cuenta la leyenda que Sobek, confabuló contra su hermano Horus hasta echarle del pueblo. La población, al ver a su dios amado abandonar el pueblo, también partió hasta dejar el pueblo completamente desierto. Sobek, en un intento por reanudar la vida en el poblado, resucitó a los muertos quienes en lugar de construir, destruían y en lugar de sembrar trigo, sembraban arena.
Se sabe que por este templo pasearon los famosísimos Marco Antonio y Cleopatra durante la época en que estuvieron enamorados.  

VISITAS INCLUIDAS EN ASWAN

 
  • Visita a la Alta Presa de Aswan:
La Gran Presa de Aswan está considerada una maravilla de la ingeniería. Es una de las más grandes del mundo y se sumó a la que había sido construida medio siglo atrás y que pasó a se llama Baja Presa o Antigua Presa de Aswan. Ambas construcciones ofrecen unas magníficas vistas tanto de la ciudad de Aswan como de los monumentos de su alrededor como el templo de Kalabsha. Se encuentra construida a 111 metros sobre el nivel del mar y su función es proteger de la potentes crecidas del Nilo. Obtiene la energía del río Nilo, que actualmente es capaz de suministrarla a todo Egipto.
De su construcción derivó el famoso Lago Nasser.
 
  • Paseo en Faluca en el Nilo:
Una de las cosas más fascinantes que uno puede hacer en Egipto es, sin duda alguna, navegar en una faluca por el Nilo. Una faluca es una embarcación pequeña de vela con un mástil central. Su uso se generalizó en muchas regiones del Cercano Oriente y África del Norte ya que por su naturaleza es especialmente adecuada para la navegación en ríos. Sin embargo, hoy en día han dejado paso a las modernas lanchas de motor y el turismo es una de las pocas razones por la que siguen existiendo.
Navegar en una de estas falucas por el Río Nilo es una experiencia inolvidable. La faluca no es simplemente un medio de transporte en Egipto. Es algo más. Uno no puede evitar caer en la tentación de imaginar a Cleopatra navegando por este inmenso río mientras su pensamiento estaba ocupado en Marco Antonio, su dulce amante y con quien protagonizaría una historia de amor que perduraría tras los siglos.
 
  • Templos de Abu Simbel:
Abu Simbel es un emplazamiento de interés arqueológico que se compone de templos egipcios ubicado en Nubia, al sur de Egipto. Está localizado en la ribera occidental del lago Nasser, a unos 231 km al suroeste de Asuán (como 300 km por carretera), próximo a su emplazamiento original. Los templos forman parte del Museo al Aire Libre de Nubia y Asuán, complejo que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1979 con el nombre de «Monumentos de Nubia, desde Abu Simbel hasta File», conocidos como los «Monumentos nubios», que se extienden hasta File, cerca de Asuán.
Los templos fueron excavados en la roca (speos) durante el reinado del faraón Ramsés II en el siglo XIII a. C., como un monumento dedicado a dicho faraón y a su esposa Nefertari, para conmemorar su supuesta victoria en la batalla de Qadesh y mostrar su poder a sus vecinos nubios.
El complejo está compuesto por dos templos: el Gran Templo, dedicado tanto a los dioses Amon, Ra-Horajti y Ptah como al propio Ramsés II deificado; y el Templo Menor, dedicado a Hathor, la diosa del amor y la belleza y a Nefertari, la esposa del faraón. 
En 1968, el complejo fue reubicado en una colina artificial, construida en terrenos próximos situados sobre el nivel del futurolago Nasser. El traslado de los templos fue necesario para evitar que quedaran sumergidos, tras la construcción de la presa de Asuán, por el embalse formado por las aguas del río Nilo. Más de 900 personas de una veintena de nacionalidades participaron en el traslado de las cerca de 20.000 toneladas del monumento.
Además del monumento de Abu Simbel, varios templos amenazados por las aguas habían sido desarmados. Algunos de ellos fueron regalados a países colaboradores; un ejemplo cercano es el Templo de Debod, cuyo nuevo destino fue el centro de Madrid.
Abu Simbel sigue siendo una de las más importantes atracciones turísticas de Egipto. 
Por las noches, el templo aumenta su belleza con un precioso espectáculo de luz y sonido en el que seremos transportados miles de años atrás para mostrarnos cómo gobernó Egipto Ramsés el Grande. El espectáculo incluye proyecciones en el templo que muestran cuál fue su aspecto original. Los textos que aparecen los encontramos en nueve idiomas: árabe, francés, italiano, español, alemán, ruso, chino y japonés) y además tendremos cascos nuestra disposición.

Ruta Aerea

Todos los Itinerario de 7 Noches con crucero necesitan dos vuelos Domesticos ademas de los Itnernacionales.
En el siguiente cuandro muestra la explicacion de la ruta aerea que se ha de contratar desde el dia de llegada a El Cairo, hasta el dia de vuelta al origen, si lo desea puede pedirnos presupuesto de la ruta aerea deseada sin compromiso alguno.
Ejemplo para Itinerario salida Martes; 

  • DIA 1 MARTES⇒ (2 Vuelos) LLegada a Aswan con escala en el Aeropuerto de El Cairo desde Origen
  • DIA 5 SABADO⇒ (1 Vuelo) Salida del Aeropuerto de Luxor hacia El Cairo(Preferible vuelo por la tarde).
  • DIA 8 MARTES⇒ (1 Vuelo) Salida del Aeropuerto de El Cairo hacia el Origen.
VUELOS♦DIAS DE SALIDA TOUR LUNES MARTES MIERCOLES JUEVES VIERNES SABADO DOMINGO
VUELO INTER.
ORIGEN⇒EL CAIRO
DIA 1. Lunes DIA 1. Martes DIA 1. Miercoles DIA 1. Jueves DIA 1. Viernes DIA 1. Sabado DIA 1. Domingo
VUELO DOMES.
EL CAIRO⇒LUXOR 
*DIA 1. Lunes   DIA 4. Sabado DIA 3. Sabado DIA 2. Sabado *DIA 1. Sabado DIA 2. Lunes
VUELO DOMES.
EL CAIRO⇒ASWAN 
  *DIA 1. Martes          
VUELO DOMES. 
ASWAN⇒EL CAIRO
DIA 5. Viernes   DIA 8. Miercoles DIA 7. Miercoles DIA 6. Miercoles DIA 5 Miercoles DIA 6. Viernes
VUELO DOMES.
LUXOR⇒EL CAIRO
  **DIA 5. Sabado          
VUELO INTER.
EL CAIRO⇒ORIGEN
DIA 8. Lunes DIA 8. Martes *DIA 8. Miercoles DIA 8. Jueves DIA 8. Viernes DIA 8. Sabado DIA 8. Domingo

* NOTA: Escala en el Aeropuerto de EL CAIRO 
** NOTA: La vuelta a EL CAIRO es preferible que sea por la tarde, para no perder las excursiones
TODOS LOS TRASLADOS INCLUIDOS SEGUN RUTA AEREA.

Precio
165,00 €

Fechas de salida

Aviso Selecciona una fecha de salida a reservar

Ir arriba